Parroquia

Nuestra Señora de los Ángeles

Serra, Valencia

No permitas jamás que la soberbia domine en tu corazón o en tus palabras; porque de ella tomó principio toda especie de perdición.
(Tobías IV , 14)

Nuestra parroquia

El templo

Vista general del templo

El templo antiguo (siglo XVI)

A finales del siglo XVI, la mayor parte –si no la totalidad- de los habitantes de Serra y de Ría eran “cristianos nuevos”, es decir, descendientes de los musulmanes que el rey Jaime I había permitido quedarse y habitar en el reino cristiano de Valencia. Durante la revuelta de Las Germanías, alrededor de 1521-25, todos los musulmanes habían sido bautizados, aunque muchos de ellos a la fuerza. Con motivo de una visita pastoral del año 1579 sabemos que se ordenó alargar la iglesia de Serra para que pudieran entrar todos los vecinos de Serra y de Ría “de siete años arriba”.

La primitiva iglesia o capilla que se ordena alargar estaba situada en la parte de la entrada del templo actual, según se comprobó a finales del siglo XVIII: “por haberse hallado en los simientos indicios de ello”. Poco más sabemos de aquel templo antiguo, que debía de ser muy reducido y, puede ser tenia su acceso en la misma puerta actual de la plaza de Iglesia.

El segundo templo (siglo XVII)

El proceso de repoblamiento que se inició después de la expulsión de los moriscos (en 1609) dio lugar a una nueva colonia, que aumentaría notablemente en las décadas siguientes. En la segunda mitad del siglo XVII ha había crecido tanto la población que “pareciendo corta la Iglesia, trataron de hacer nuevo templo”. Se pusieron manos a la obra y se puso la primera piedra del nuevo templo el día 14 de mayo de 1677, la cual bendijo Josef Tarraga, rector de Godella, en presencia de quien era entonces rector de Serra, Bartolomé Greses: “Este templo, fabricado según la arquitectura y gusto antiguo, era seguramente muy capaz y proporcionado al número de vecinos, constaba de dos capillitas por bando y la Torre, con buenos ángulos de piedra sillar, o picada, y de lo mismo las basas de las pilastras. Tenía su Coro alto. Dos cubiertas o techos, el primero de bóveda pintada de flores, y el segundo de madera. La puerta de la Placeta era la única, el Tabernáculo y Altar Mayor estaba colocado donde hoy la Capilla del Sto. Cristo, Y pila Bautismal frente a esta Puerta; no era más grande su latitud regular. Estaba dedicada esta Iglesia a Nuestra Señora de los Ángeles”

Construcción del templo actual (finales del siglo XVIII)

El crecimiento de la población a lo largo del siglo XVIII fue espectacular y, se vio la necesidad de hacer una gran ampliación o bien la construcción de un nuevo templo. El rector Francisco Tormo, en el “libro de la fábrica” (año 1806) deja constancia: “en un siglo se ha aumentado el vecindario en tal conformidad, que no cabiendo sino una tercera parte de gente se quedaba la demás en la Placeta a las inclemencias de los tiempos, y rigores de la Estación”.

En 1787 se hace cargo de la rectoría de Serra y Náquera el rector Onofre Reig, quien planteó la necesidad de comenzar la construcción de un nuevo templo lo más pronto posible. Los vecinos se dividían en dos pareceres: unos querían alargar el templo viejo hacia el oeste, tomando parte de la actual placeta de la Iglesia; otros consideraban más conveniente alargarlo “per la testera” (hacia el este, sobre la actual calle de San José). Finalmente, todos acabaron abrazando una tercera propuesta: la que hizo el rector parroquial, Onofre Reig, de comprar más terrenos hacia el sur i construir un nuevo templo más adecuado a tan populosa y crecida población.

Se diseño la nueva planta por el maestro arquitecto Francisco Pechuan, de Valencia, y con la aprobación de la Academia de San Carlos y del Señor Arzobispo, Francisco Fabián y Fuero. Y así, con una general satisfacción de todo el pueblo de Serra se decretó dar comienzo a las obras.

Ese mismo año comenzaron a trabajar por turnos todos los vecinos de Serra, voluntaria y espontáneamente, en la construcción del nuevo templo parroquial. Al efecto, todos contribuyeron aportando su tiempo y su fuerza, haciendo de peones, aportando materiales, haciendo colectas por todas partes, dando almoinas, fabricando productos manufacturados que después eran vendidos para recoger fondos con los que pagar al maestro de obras y los materiales… “lo que han cumplido exactamente bajo el cuidado del Cura y Señores del Ayuntamiento” en palabras del rector Tormo, en 1806.

Considerando el rector Francisco Tormo y las autoridades municipales que aquella obra tan magnífica, en la que tantas ilusiones y esfuerzo estaban poniendo, requería “un buen Patrón”, le dieron la honra y el honor de poner la primera piedra a Don Alonso de Solís, Duque de Montellano y Señor de la baronía de Serra. Como que residía fuera del reino de Valencia, el Duque no pudo asistir, pero delegó tan alto honor en su apoderado i procurador de sus posesiones valencianas, Don Pedro Verges. La primera piedra se puso “ con la memoria del Papa, Arzobispo y Rey que gobiernan, del Señor del Lugar, del Cura, Alcalde y demás, que a la sazón, componen el Ayuntamiento”. La ceremonia, con una gran fiesta popular en la que no faltó abundante comida, tuvo lugar el 10 de mayo de 1789.

Pero aquel acto era, en realidad, el inicio de un camino duro y sacrificado que había de durar más de 10 años… hasta que se inauguró el templo en 1800. Un terrible golpe fue la prematura muerte del rector Onofre Reig, en el año 1791, cuando tenia solamente 42 años de edad.

Final de la construcción del Templo

El 16 de julio de 1800 concluyó oficialmente la obra de la iglesia, aunque las obra de detalle duraría todavía unos cuantos años más (el retablo mayor no se puso hasta el 1805).

Pero, tan solo cuatro días antes de la finalización de la otra, en nuestro pueblo murió –parece ser que por una enfermedad que ya padecía- una de las personas nobles que habían sido invitadas al acto oficial: la señora Tomasa Pasqual del Povil y Sannazar, que tenía 45 años de edad.

Ambrosio Cebrían aportó esta noticia, que se publicó en la enciclopedia ESPASA-CALPE (en 1926), hablando de “Serra” (y de su iglesia): “En el crucero está enterrada la princesa Pío, marquesa (sic) de Castel-Rodrigo, fallecida en 1800”.

Policarp Garay

Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles. Serra, Valencia
Plaza de la iglesia 2 · 96 168 84 21 · info@parroquiaserra.es

aviso legal
desarrollado por: tresdoble
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Acepto