Parroquia

Nuestra Señora de los Ángeles

Serra, Valencia

"Por esto, queridos hermanos, manteneos firmes, inconmovibles, trabajando más y más en la obra del Señor, sabiendo que el Señor no dejará sin recompensa vuestro trabajo"
San Pablo (1 Cor. 15, 57)

Homilías

< Volver

Homilia Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo

Hoy, en este último domingo del ciclo litúrgico —como no podía ser menos—, se nos presenta la figura de Jesucristo como rey y señor de la historia, rey del universo.También hoy, como estaba fijado desde se promulgó por el papa Benedicto XVI, allá por octubre el año pasado, este "Año de la Fe" es clausurado por el ahora Santo Padre Francisco. Subrayando de este modo que nuestra fe, es una fe centrada en Cristo.

Hoy celebramos la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo. Y esta denominación podría parecer un atrevimiento por nuestra parte: ¿cómo podemos llamar a Jesucristo "Rey del Universo", si en nuestra propia familia y en nuestros ambientes cercanos encontramos personas de otras religiones, o que no son creyentes? Si no aceptan a Cristo, ¿cómo afirmamos nosotros que es el Rey de ellos, de todo el Universo?

Pero desde la fe en Cristo Resucitado, al igual que ocurre en la vida civil, lo queramos reconocer y aceptar o no, Él es Rey de todos, del Universo entero, porque como hemos escuchado en la 2ª lectura, por medio de él fueron creadas todas las cosas… todo fue creado por él y para él… todo se mantiene en él. Jesucristo ostenta la "Jefatura del Universo" porque todo ha sido creado por Él.

Y, a diferencia de los reyes humanos, su realeza sobre nosotros, sobre todo el Universo, la ejerce desde el amor, el perdón y la entrega hasta el extremo: por su sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados. Como hemos escuchado en el Evangelio: éste no ha faltado en nada.
Desde ese amor, ese perdón y esa entrega, Él nos ofrece su Reino: un reino eterno y universal; el reino de la verdad y la vida, el reino de la santidad y la gracia, el reino de la justicia, el amor y la paz.

Así es Jesucristo, Rey del Universo, y así es su Reino. Pero no se nos impone: a este Rey y su Reino los podemos aceptar, o los podemos rechazar: podemos, en este sentido, ser "monárquicos" o ser "republicanos". Podemos querer tener a Cristo por Rey, o querer ser nosotros quienes reinemos. Pero en cualquier caso, sea cual sea nuestra decisión, Jesucristo seguirá siendo Rey del Universo, y su Reino estará abierto a todos los que quieran acogerle a Él y dejarle que reine en sus vidas.

La decisión la debemos tomar nosotros, pero de manera reflexionada, no dejándonos llevar por lo que hacen o piensan la mayoría o por los gustos del momento. Por eso, debemos reflexionar: ¿Qué consecuencias tiene ser "monárquicos", dejar que Cristo sea nuestro Rey, y qué consecuencias tiene ser "republicanos", dejar que otros reinen en nosotros? ¿Creemos que ese Reino de verdad, de vida, de justicia, amor y paz… lo podemos hacer realidad nosotros, sin Cristo?

Además, que Cristo sea Rey del Universo es algo que no sólo nos afecta a nosotros, afecta a toda la Creación, a todo el Universo, porque él quiso reconciliar consigo todos los seres, los del cielo y los de la tierra. Por nosotros, y por toda la Creación, seamos "monárquicos", aceptemos a Cristo como Rey, para que se cumpla lo que hemos pedido en la oración colecta: que toda la creación, liberada de la esclavitud del pecado, sirva a tu majestad y te glorifique sin fin, y así un día Jesús pueda decirnos: hoy estarás conmigo en el Paraíso.

Parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles. Serra, Valencia
Plaza de la iglesia 2 · 96 168 84 21 · info@parroquiaserra.es

aviso legal
desarrollado por: tresdoble
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Acepto